Antes de iniciar la limpieza de techos, paredes y separaciones verticales en un lugar afectado por el coronavirus se ha de montar el utillaje necesario (mojadores de microfibra y mango telescópico) y ajustarlo a la altura requerida. Para poder desintegrar las partículas del virus, en TN-Centro empleamos la dilución de detergente neutro TP 16 al 1%: 1000 ml para 10 litros de agua para la limpieza. Se humedecen en ella los utillajes de microfibra, se escurren y se aplican.

Es importante realizar siempre un desplazamiento de arriba a abajo en línea recta, solapando las pasadas unos 3-5 centímetros para asegurar que ningún tramo de pared queda sin aplicación de producto. Es imprescindible prestar especial mucha atención a difusores de aire, manetas de apertura de puertas, rincones de puertas y perfiles sanitarios. El secado es al aire.

Además, es necesario preparar una dilución nueva de detergente y aclarar el utillaje de microfibra entre una sala y otra para minimizar las contaminaciones cruzadas. En la fase de aclarado, tal y como ocurre en la limpieza de suelos y superficies, se humedece el utillaje de microfibra en un segundo cubo que contiene exclusivamente agua limpia. Después se escurre y se aplica en todas las superficies desplazándolo del modo anterior y solapando las bandas. Nuevamente se ha de secar todo al aire.

En la fase de desinfección necesaria para acabar con la actividad del Covid19 hay que humedecer el utillaje de microfibra en un cubo doble o sencillo que contenga gel hidroalcohólico puro únicamente. Igualmente se escurre, se aplica y se seca de la misma forma anteriormente descrita.

Para finalizar, hay que repasar las gotas de producto que hayan podido caer en el pavimento con el mocho de microfibra.