Como pauta general, una empresa de limpieza de colegios en Madrid debe atender sus funciones durante la crisis sanitaria por COVID 19 teniendo en cuenta todos los principios de buenas prácticas de la norma UNE 16636:2015 sobre servicios de gestión de plagas. Además, con el fin de evitar brotes de contagio provocados por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, la Subdirección General de Higiene, Seguridad Alimentaria y Ambiental de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha publicado varios documentos técnicos que se revisan continuamente a medida que surgen nuevos datos relacionados con la pandemia. En ellos establece pautas de limpieza y desinfección para actuar sobre superficies y espacios habitados por casos en investigación, cuarentena, probables o confirmados.

Cada empresa de limpieza profesional debe proporcionar a las autoridades sanitarias todos los registros, documentos y protocolos de actuación que demuestren el cumplimiento de la citada norma y del Real Decreto 830/2010, de 25 de junio. En este regula a los servicios de tratamientos con biocidas.

Por otra parte, en la norma PN 171212:2008 se especifican los métodos y productos que pueden utilizarse en la limpieza y desinfección de los interiores para eliminar la suciedad de las superficies y mejorar la calidad del aire. Las instrucciones sobre cómo gestionar los residuos en centros educativos durante la situación de crisis sanitaria por COVID 19 están dispuestas en la Orden SND/445/2020, de 26 de mayo.

TN-Centro ha elaborado desde su Departamento de Prevención, Seguridad y Calidad un protocolo de actuación con el que lleva a cabo las tareas de limpieza y desinfección en los lugares donde se haya confirmado un caso de exposición al virus o se esté valorando. Los trabajadores, especialistas y supervisores que desempeñan allí sus funciones han recibido una formación específica sobre la secuencia de actuación que debe seguirse y el uso correcto de equipos de protección individual. Las medidas preventivas son acordes a lo establecido por el real Decreto 664/1997 de 12 de mayo sobre la protección de trabajadores expuestos a agentes biológicos.